Explore Emerson
Seleccione un país
  • {{country.Text}}
Seleccione un idioma

Forma de compresión: entalladura

La compresión de entalladura: probada en aplicación

La compresión de entalladura constituye la forma de compresión más antigua, y probablemente también la más conocida inicialmente, en el área de la electrotécnica. Hasta hoy se utiliza en la construcción de armarios de distribución de hasta 1 kV. Se caracteriza por realizar una fuerte deformación puntual del terminal de cable. Sin embargo, solo es adecuada para el trabajo con cobre. La fuerte deformación puntual podría también ser la causa por la que en los círculos profesionales la compresión hexagonal haya perdido prestigio y esta técnica establecida de forma generalizada haya sido desplazada paulatinamente. Injustamente, en nuestra opinión.

Una técnica completa y versátil, en dos variantes
En la práctica, se distinguen dos tipos de compresiones de entalladura: la compresión de entalladura clásica y la compresión de mandril doble. Nuestras herramientas de entalladura permiten realizar compresiones en secciones transversales de hasta 400 mm². Ambas variantes son igual de efectivas y tienen características idénticas. Todas las compresiones de entalladura son siempre compresiones especiales que son adecuadas especialmente para crear uniones seguras y duraderas en cables de hilos flexibles o extraflexibles. Pero también permiten unir con seguridad cables de varios hilos.

Con la compresión de entalladura se puede procesar un amplio abanico de cables: desde cables de cobre de varios hilos de la clase 2 según DIN EN 60228 hasta tipos de hilos flexibles y extraflexibles de las clases 5 y 6. Naturalmente, hay que vigilar que el terminal de cable utilizado sea el adecuado. Desde un punto de vista técnico, la compresión de entalladura destaca sobre todo por su elevado grado de compactación. Recuerde, sin embargo, que la entalladura causa un elevado esfuerzo del material, resultante de la gran fuerza aplicada al comprimir. Por ello es importante que se utilicen materiales de conexión de alta calidad y que la unión quede sin tensión. El número de entalladuras necesarias será el mismo que en una compresión hexagonal estrecha.
Plenamente vigente
En resumen, podemos decir que la compresión de entalladura es una forma de compresión normalizada y práctica, en secciones transversales de menos de 6 mm² y también en la construcción de armarios de distribución de hasta 1 kV. No excluya de antemano la entalladura al elegir el procedimiento de compresión, ya que sigue siendo una solución eficiente.

No obstante, es indiscutible que la compresión de entalladura es hoy menos aceptada por los profesionales del sector. Por tanto, en cada proyecto concreto hay que aclarar previamente con el cliente si admite la entalladura en sus instalaciones y equipos técnicos.