Explore Emerson
Seleccione un país
  • {{country.Text}}
Seleccione un idioma

Pelado de cables: rápido, fácil y seguro

Los mejores consejos para cortar cables de forma eficiente
Para establecer conexiones seguras es muy importante realizar un corte liso y recto en los cables, ya que esto no deformará ni dañará el cable. Cada usuario tendrá su propia técnica favorita para pelar cables. No obstante, en principio se puede distinguir entre dos técnicas de corte: el corte de cizalla y el corte por mordida. Ambas técnicas se basan en la norma DIN 8588.

En el corte de cizalla, el cable se divide mediante dos cuchillas que se desplazan una al lado de la otra. Esta técnica se utiliza principalmente para pelar cables, alambres y conductores de cobre y aluminio. Las herramientas de pelado de alta calidad cuentan con una unidad de corte integrada especialmente adaptada a estos materiales. Esto permite que el corte se realice sin esfuerzo, de forma eficiente y sin dañar las herramientas.

Sin embargo, cuando se trata de dividir metales duros, el corte por mordida es la técnica adecuada. En esta técnica, el cable se separa mediante uno o dos cuchillas en forma de cuña.

Para ambas técnicas de corte se aplica lo siguiente: el mecanismo de corte se debe adaptar de forma ergonómica y óptima para que el trabajo se pueda llevar a cabo de forma rápida y segura.

Estos riesgos se pueden contrarrestar mediante la elección de herramientas modernas y específicas para cada requisito. Estos se ajustan automáticamente a la sección transversal y al grosor de aislamiento respectivos, lo que permite un pelado óptimo del cable. También se han desarrollado alicates especiales para aislamientos de paredes extremadamente gruesas o finas que, además del ajuste automático, también ofrecen la posibilidad de ajustar la sección transversal de forma manual. Esto garantiza la máxima seguridad en todas las situaciones y en todos los requisitos. Sin embargo, en el caso de aislamientos extremadamente gruesos, primero se debe realizar un intento de pelado en un cable de prueba.
Ajuste automático en lugar de cuchilla fija
Los cortacables con cuchillas fijas se siguen utilizando habitualmente. Sin embargo, por razones de seguridad, siempre se debe evitar el uso de estos cortacables, ya que existe un alto riesgo de lesiones. Como alternativa, a menudo se utilizan pelacables o cortacables con tornillos de ajuste, pero estas herramientas de corte también tienen varias desventajas. Dado que la sección transversal de los cables no se mide físicamente, sino que se calcula y se determina mediante el valor de conductividad, a menudo se cortan los hilos de Litz durante el pelado y se reduce la sección transversal. Esto puede provocar resistencias de contacto y, en el peor de los casos, causar incendios.
Innecesario y arriesgado: acortar hilos de Litz que sobresalen
En la práctica, el pelado de un cable suele parecer más complicado de lo que realmente es. Una vez que se han pelado los hilos de Litz, se colocan las virolas de cable y se engastan y, a menudo, posteriormente se acortan hilos de Litz que sobresalen. Este proceso de corte posterior no solo es innecesario, sino también peligroso. Por ejemplo, existe el riesgo de que algunos de los hilos de los armarios de distribución entren en circuitos existentes y provoquen un cortocircuito.

Por lo tanto, es recomendable utilizar herramientas de pelado automáticas que tengan opciones de ajuste de la longitud de pelado. Estas opciones deberían permitir combinar un tope de longitud ajustable y una escala que indique tanto las dimensiones métricas como imperiales para los tipos de cables AWG (American Wire Gauge). Una gran ventaja es que el tope siempre le asegurará una longitud de pelado invariable.

Para obtener resultados óptimos, la longitud de pelado se debe corresponder siempre con la longitud del manguito con 2 mm adicionales. Si el cable se inserta en el manguito, lo ideal es que solo sobresalga hasta 0,05 mm del eje del manguito. En el caso de virolas de cable emparejadas, la longitud de pelado debe corresponde siempre a la longitud del manguito con 3 mm adicionales. El motivo es el embudo de entrada.

Las abrazaderas push-in estándar disponen de un mecanismo de sujeción que se encuentra lejos del embudo de entrada. Los mejores resultados se obtienen utilizando virolas de cable con una longitud de manguito más larga. Por ejemplo, en los bornes de tornillo con una sección transversal de 1,5 mm² se utilizan virolas de cable con una longitud de manguito de 8 mm. En el caso de las abrazaderas push-in, es importante seguir exactamente las instrucciones del fabricante. Por razones de seguridad, es recomendable elegir un tamaño más largo. Esto significa que con una sección transversal de 1,5 mm², una longitud de manguito de entre 10 y 12 mm es la más adecuada.
Herramientas para requisitos complejos y máxima comodidad de uso
Los cables específicos para cada uso con altos requisitos de aislamiento se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones. Por ejemplo, el transporte marítimo con homologaciones internacionales exige que los cables cuenten con una serie de requisitos, y los cables libres de halógenos se han convertido desde hace tiempo en el tipo estándar en la construcción de armarios de distribución y de instalaciones. A menudo se utilizan materiales aislantes de PE o TPE para conseguir unas buenas condiciones aislantes y cumplir dichos requisitos.

Debido a las distintas características de los materiales, desde blandos hasta duros y quebradizos, realizar un pelado profesional puede suponer un gran reto. Por lo tanto, la elección correcta de las herramientas es aún más importante para que el aislamiento se pueda eliminar de forma limpia. Las herramientas de pelado de Klauke cuentan con cuchillas innovadoras y geometrías de cuchillas especiales. Las herramientas de pelado 43/2V y K43/2U están diseñadas para secciones transversales desde 0,08 mm2 hasta 16 mm2 y aíslan de forma eficaz y limpia incluso los materiales aislantes más complejos. Incluso los materiales de aislamiento de silicona y aislamientos duros, como los que se encuentran en los tipos de cables especificados por UL, se pueden procesar fácilmente con las herramientas de pelado de Klauke.

Si solo se utiliza PVC o materiales similares al PVC, Klauke ofrece una herramienta de pelado profesional K43/3 con una sección transversal extrema desde 0,08 mm² hasta 16 mm².

Además de eficiencia y seguridad, una buena herramienta de pelado debe ofrecer sobre todo una cosa: ergonomía. Puesto que cada gramo es importante para que el pueda trabajar durante periodos de tiempo prolongados y sin esfuerzo, es especialmente importante que las herramientas sean ligeras. Realizar cientos de ciclos de pelado al día es algo habitual, sobre todo en la instalación de armarios de distribución e ingeniería mecánica, y representa un verdadero esfuerzo para los músculos de las manos y los brazos. Las herramientas de pelado de Klauke como K43/2V y K43/2U se caracterizan por tener una ergonomía especial. Con un peso de tan solo 140 gramos, garantizan un trabajo prolongado con un alto nivel de confort.
Selección de herramientas: la calidad es crucial
Para poder desaislar de forma segura, se debe tomar muy en serio la selección de la herramienta de pelado adecuada. En cualquier caso, lo que cuenta es que la herramienta sea de alta calidad y cumpla los requisitos esenciales de flexibilidad, seguridad y facilidad de uso, ya que un buen pelado es un requisito previo para unas conexiones seguras y duraderas.