Salud de los empleados: Menos esfuerzos físicos gracias a las herramientas eléctricas

Suele comenzar de forma inocua, primero se siente adormecimiento en los pulgares, índice y dedo corazón durante la noche. Pero después, el dolor y los trastornos sensoriales agudizan también durante el día. La mano pierde su sensibilidad, las habilidades motrices finas comienzan a reducirse y la mano se debilita.

El trabajo rutinario se dificulta cada vez más y determinadas actividades profesionales son difíciles o incluso imposibles de llevarse a cabo. Todo esto viene provocado por el denominado síndrome del túnel carpiano. Uno de los nervios de la mano queda atrapado en la zona contraída e inflamada.

Una de las causas posibles de este trastorno generalizado es la tensión parcial, que por ejemplo suele darse en la industria eléctrica. Se trate de un buen caso en el que deben tomarse medidas para protegerse de dichas afecciones y evitar costosas ausencias por parte de los empleados. La elección de la herramienta adecuada puede servir de ayuda.

RESUMEN

  • Puede producirse tensión excesiva en la muñeca y en el antebrazo conforme avanza el tiempo con una fuerza manual máxima de 20 kilogramos por engarzado.
  • Se trata de un buen caso en el que deben tomarse medidas para protegerse de dichas afecciones y evitar costosas ausencias por parte de los empleados.
  • Se reduce el esfuerzo físico con herramientes de engarzado electromecánico, se alcanzan los mejores resultados de engarzado y se garantiza una gran calidad constante.
  • Las operaciones específicas en las que se debe procesar un gran número de conexiones rápidamente exigen comprar dichas herramientas.

Uno de los trabajos más comunes en la construcción del armario de distribución es el engarzado de cables. Suele realizarse con herramientas mecánicas y en la mayoría de los casos, se finaliza sin ningún problema. Pero puede llegarse a un estado crítico al llevar a cabo este proceso de forma recurrente por parte de los empleados. Puede producirse tensión excesiva en la muñeca y en el antebrazo conforme avanza el tiempo con una fuerza manual máxima de 20 kilogramos por engarzado.

Se considera un factor clave el número de operaciones de engarzado realizadas con regularidad. Mientras un empleado joven y saludable que antes no había sufrido de tensión excesiva, puede realizar de 100 a 150 engarzados al día sin que afecte a su salud, se recomienda el uso de una herramienta con accionamiento motorizado para llevar a cabo un número superior de engarzados.

En la actualidad, los fabricantes más importantes recomiendan herramientas que permiten trabajar con mucha más comodidad y menos esfuerzo físico. La herramienta electromecánica de engarzado micro® con batería de iones de litio de 10,8V requiere, por ejemplo, una fuerza manual de solo dos kilogramos por engarzado.

Es decir, la fuerza requerida que debe salir de la mano y el antebrazo es aprox. de un 90% menos que la fuerza necesaria para operar una herramienta estrictamente a mano. "Cuando desarrollamos nuestro producto micro electromecánico, el objetivo era fabricar una herramienta de engarzado, fácil de usar, que permitiera realizar trabajos ergonómicos y beneficiosos para la salud mediante la combinación de las ventajas de una herramienta manual de engarzado, con la facilidad de un dispositivo inalámbrico todo en uno", explica Lutz Remmel, director de producto en Klauke.

Para realizar los trabajos diarios de un electricista cualificado con más facilidad y obtener las ventajas del ahorro de tiempo, la herramienta seleccionada debería cubrir la gama más amplia posible de funciones. La herramienta electromecánica del fabricante mencionado anteriormente es, por ejemplo, capaz de procesar secciones transversales de cables de 0,14 a 50 milímetros cuadrados con una fuerza de engarzado máxima de 15 KN, y ahorros de tiempo a largo plazo en comparación con la herramienta de engarzado mecánico.

En términos del concepto del sistema, la herramienta está diseñada para admitir piezas de compresión intercambiables de la serie 50 de Klauke, también es apta para el engarzado de varios tipos de cables, manguitos terminales de cables y terminales de cables tubulares, terminales sin soldadura aislados y terminales de pasador de cables. No solo convierte a la herramienta en un elemento versátil para la construcción de armarios de distribución, también permite realizar operaciones rápidas de forma consistente en numerosas aplicaciones industriales y manuales.

La secuencia es siempre idéntica: primero, el pre engarzado manual. Cuando se activa la palanca accionadora, las pinzas de engarzado se cierran para fijar los conectores. El material puede alinearse y posicionarse con precisión durante este paso específico.

El engarzado se alcanza con la fuerza del motor en el segundo paso. La palanca accionadora deberá pulsarse por completo y la herramienta iniciará el proceso de engarzado automáticamente, que no dura más de 1,5 segundos dependiendo del material.

Una vez realizado el engarzado, la palanca accionadora se desbloquea para iniciar el movimiento de retorno, también totalmente automático, hacia la posición original.

Las herramientas de engarzado electromecánico reducen el esfuerzo físico y también presentan las siguientes ventajas: no solo se alcanzan los mejores resultados de engarzado con una fuerza mínima, también se garantiza la gran calidad de forma permanente de estos resultados durante años. Todo esto es posible dado que la herramienta adecuada en condiciones perfectas es crucial para evitar engarzados insuficientes o excesivos. De lo contrario, las consecuencias podrían ser peligrosas: Los engarzados incorrectos, por ejemplo, aumentan la resistencia de junta que, en cambio, provocarían aumentos de temperatura e incluso llamas en los cables. Al seleccionar una herramienta, la operatividad sencilla y fiable es clave para garantizar la seguridad.


Gastos y beneficios: ¿Cuándo se produce el rendimiento de la inversión?

Por supuesto, la rentabilidad es la cuestión que se plantea en cada inversión. El gasto de una herramienta electromecánica de marca cuesta unos 180 EUR, o más por una herramienta de engarzado manual. Cualquier preocupación por la durabilidad y fiabilidad del modelo eléctrico está infundada. Por ejemplo, Klauke establece una larga vida útil en su modelo micro, en caso de que se mantengan los intervalos de servicio (a 35.000 ciclos de prensado). La herramienta viene equipada con un LED multi-función para la visualización del mantenimiento y transferencia de datos, que también puede utilizarse para transferir datos de la herramienta y engarzado a un PC por medio de un adaptador USB de la gama de accesorios. Los informes de prueba que indican hora y fecha pueden crearse fácilmente en formato PDF para registrar las operaciones completadas de engarzado. Es un modo eficaz de demostrar el método de trabajo correcto y seguro. Las herramientas de engarzado estrictamente mecánicas y manuales no ofrecen esta opción de visualización del desgaste y la creación de documentación.

En la actualidad, las baterías de iones de litio que se utilizan en la mayoría de herramientas no presentan ningún motivo de preocupación. Las fuentas de energía se ajustan un estándar técnico perfeccionado que se aplica hoy en día en prácticamente todos los sectores en los que se utilizan baterías recargables. Las baterías de iones de litio se caracterizan por tiempos breves de carga sin efecto de memoria y una potencia uniforme. El tiempo de carga de la batería instalada en la herramienta Klauke es de unos 40 minutos. Con una batería totalmente cargada pueden realizarse unos 300 engarzados en cables de cobre con una sección transversal de diez milímetros cuadrados según DIN 46234. A pesar de su alta eficencia, el peso total de la herramienta, incluyendo la batería es de solo 960 gramos.

Un factor aún más importante para evaluar la rentabilidad es el mantenimiento de la fuerza física de los empleados. El gasto de las bajas por enfermadad del síndrome del túnel carpiano que hemos mencionado al principio, tendinitis o codo de tenista, supera con creces los derivados de la compra de una herramienta electromecánica.


Conclusión

La decisión de invertir en una herramienta de engarzado electromecánico debería tomarse en base a los cálculos económicos. Las operaciones específicas en las que se debe procesar un gran número de conexiones rápidamente requieren comprar dichas herramientas. El engarzado electromecánico no solo aumenta la eficencia del proceso de trabajo, sino que protege la salud de los empleados. Y dado que el hecho de conservación de una buena salud implica la preservación de la fuerza física, dicha inversión añadida puede servir de beneficio para el empleador y el empleado a partes iguales. Especialmente ante el cambio demográfico y la escasez de especialistas derivada, la forma física se ha convertido en un recurso valioso que debe sostenerse durante un largo tiempo posible.